Antirracismo,  Publicaciones

Racismo con coronavirus

Pues sí, voy a hablar de racismo aun con la pandemia.

Es un hueso tan duro de roer que se reproduce constantemente y bajo cualquier circunstancia, entonces, si las prácticas racistas no se detienen, ¿por qué el antirracismo tendría que hacerlo? Así es que quiero denunciar enfáticamente que estos memes que parecen chistes NO lo son. La exageración de nuestros caracteres como personas negras, la adulteración de nuestra presencia en las redes como personas negras y la deshumanización de nuestros atributos, tales como peinados, prendas o accesorios, que además pertenecen a nuestra historia y cultura negras, es racismo.

Me parece simple de entender, aunque ya he experimentado de sobra que, para los burladores con sus prácticas racistas a través de los chistes, no lo sea tanto, más que por la mirada “evolucionada” que tienen de ellos mismos, que por verdadera conciencia o capacidad de análisis:

No me cansaré de decirlo, el humor puede llegar a ser ese espacio de opresión que todos validamos mediante la risa, pero donde (casi) siempre un grupo poblacional resulta humillado, descalificado. Asociar lo negro con lo negativo (la muerte, el contagio, el virus, la enfermedad, en estos casos) para convertirlo en “chiste” perpetúa los estereotipos sobre nuestra negritud, nos deshumaniza, nos cosifica, y asimismo aplaudir este tipo de humor, además de perpetuar el racismo, lo legitima.

Después queremos denunciar el bullying, no lo aceptamos, no queremos que se burlen de nuestros hijes, queremos una sociedad mejor y más humana, sembrar la semilla del futuro, pero en nuestras redes compartimos memes racistas o nos reímos de ellos.

Otra cara de la pandemia: Racismo antichino y xenofobia

Esta convocatoria en redes me causó una larga “discusión” pues, a quien le señalé el acto de xenofobia, se tomó el tiempo de justificarse y de hacerme ver su enfoque. Es también muy simple: es un llamado a desplazar y a discriminar a un grupo social debido a su origen étnico y a su lugar de nacimiento. No hay otro motivo visible. Y ese cartelito no es un simple meme, tiene implícita una llamada a la acción que, si nos ponemos a desmenuzar los discursos de odio, tan peligrosos y de los cuales tenemos muchísimos ejemplos catastróficos en la historia, son los inicios de genocidios humanos.

No estoy exagerando. Las argumentaciones que me ofrecieron para mantener el cartelito, apoyarlo y ni tan siquiera eliminarlo fueron sustentadas en la inaceptada conducta de estas personas, el desinterés por participar en las iniciativas sociales e institucionales, la desvinculación de sus hijes al sistema escolar y, en conclusión, las prácticas oligárquicas en la economía del pueblo.

Y todo eso se sustenta en racismo y xenofobia.

En primer lugar nadie convoca a no consumirle a verdaderos “oligarcas”, como Carrefour, Walmart, Mc Donalds, Starbucks, por su origen, o porque les sea de desagrado su “conducta” en el pueblo, aun cuando sí llevan al quiebre a las pequeñas empresas de servicio o de comercio, a los emprendimientos o autoempleos. ¿La razón? Porque son marcas nacidas en occidente, en el anhelado primer mundo, y porque el eurocentrismo occidentalizado sigue siendo el lugar privilegiado desde donde se discrimina por racismo y xenofobia.

En segundo lugar, nadie, absolutamente nadie se dispuso a detener la ola de comentarios racistas y xenófobos que desencadenó la “convocatoria” de no consumirle a los chinos, porque son posturas aceptadas, ad hoc al sistema que nosotres mismos alimentamos. Nadie interrumpió la escalada de racismo descarado y xenofobia desarropada, al contrario, fueron desparramando sus “miedos” y sus “odios” sin ningún pudor social. Es lo bien visto.

Excepto mi comentario final, allí sí que ripostaron en defensa de lo ya dicho.

Entonces, si el racismo mediante sus diversas formas de legitimarse, renovarse, y lo más peligroso, de escalar, no se detiene, yo tampoco en señalarlo.

Foto tomada de Internet, de Club Jurídico Yucatán

Este texto fue publicado también en la revista Afroféminas el 6 de mayo de 2020: https://afrofeminas.com/2020/05/06/racismo-con-coronavirus/

Madre, mujer negra, migrante, feminista y zurda. Nacida en Cuba. Abogada y militante. Ahora escribidora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *